La Chalk Paint es una pintura de fácil aplicación que deja un acabado mate con una cobertura perfecta y un efecto tiza con colores suaves. No necesita imprimación ni preparación de la superficie a decorar gracias a su poder súper cubriente, lo que la convierte en la pintura ideal para re-decorar y restaurar viejos muebles con desperfectos o que se han quedado anticuados.

Con un tiempo de secado muy rápido, puede aplicarse sobre multitud de superficies y es ideal para dar un toque vintage a muebles, objetos y todo tipo de trabajos de manualidades.

La mayor ventaja de esta pintura “efecto tiza” es que no necesitas lijar ni preparar la superficie para obtener un acabado perfecto. Es suficiente con que la superficie a decorar esté limpia y libre de polvo para obtener una buena cobertura. 

A continuación te dejamos algunas ideas de viejos muebles que han sido rescatados y re-decorados con la pintura chalk paint, obteniendo resultados increíbles, que te harán creer que se trata de muebles completamente nuevos. 

Si quieres dar un toque personal a la decoración de tu casa y dar una segunda oportunidad a esos muebles de los que pensabas deshacerte, entonces la Chalk Paint es tu aliada. 

Para ver toda la gama de colores de Chalk Paint, pincha en el siguiente enlace.

¿Has decidido ya cuál es el próximo mueble que vas a restaurar?