Cada uno vive el arte a su manera